CONMIGO

Cuando pierdo el rumbo en mi camino
te me acercas como un peregrino
y si no te reconozco
permaneces a mi lado
para hablarme al corazón
y decirme que has resucitado.

Tu palabra es para mí el sustento,
de tu cuerpo vivo me alimento.
Puede haber algo más grande
que llevarte yo tan dentro
para experimentar que
tu presencia es de mi vida el centro.

Cuando fuiste en una cruz clavado
te dejaste abrir por mí el costado
para hacerte mi morada,
donde encuentre yo mi nido.
En ti tengo yo mi hogar;
siempre en él me siento bienvenido

A tus pies postrado yo te adoro
porque sé que tú eres mi tesoro.
Haz que encuentre mi alegría
en llamarte tú mi amigo

y que sepa descansar
en saber que siempre estás conmigo, (bis)
conmigo, conmigo.


Música y Letra: Félix del Valle
Guitarra: Félix del Valle Solista: Félix del Valle